Tener una cuenta en una banco es necesario, pero no necesita ser caro ni dar dolor de cabeza. En el texto de hoy, hablamos sobre algunas cosas que el banco no te cuenta. Sabiendo tal información, puedes ahorrar un buen dinero y tomar decisiones más acertadas de acuerdo a tu realidad financiera.

1. Hay una opción de cuenta bancaria sin tarifa

El ofrecimiento de una cuenta online sin tarifa es una realidad desde hace unos años, en algunos países los Bancos Centrales la tienen publicada. Pero tal opción es casi secreta y, desgraciadamente, no es popular. Después de todo, no es un interés para el banco ofrecer un servicio sin costo para el cliente.

 

Sepa que los principales bancos están obligados a ofrecer la gratuidad de tarifas para cuentas en línea – es decir para hacer transacciones sólo por medio electrónico.

 

Muchas personas (así como yo) no pisan una agencia desde hace mucho tiempo y utilizan el Internet Banking para todo! Si no sueles asistir a la agencia, considera tener una cuenta digital o una digicuenta (como se conoce) e infórmate en el sitio web de tu banco.

2. Las recomendaciones son buenas para el banco, pero no siempre para ti

Aquella previsión privada sugerida, un CDB que no sabes el rendimiento y plazo no siempre son seleccionados de acuerdo a tu perfil – y sí de acuerdo con la meta del área comercial.

 

Por lo tanto, antes de autorizar una aplicación en el banco, entienda bien lo que se está ofreciendo. Recuerda: el gerente del banco no es un consultor de finanzas personales e inversiones. Es parte del equipo comercial y por eso tiene metas para la venta de productos y ofrecimiento de servicios.

3. Si has hecho un leasing, el coche es del banco y esto puede ser bueno para ti

Debes saber que un arrendamiento financiero es un tipo de alquiler en el que pagas para tener el vehículo durante un período determinado. Al final del contrato puedes elegir entre quedarte con el coche o devolverlo al banco.

 

Es importante saber también que es posible devolver el coche durante la vigencia del contrato sin tener que pagar las cuotas futuras restantes. Al final, no se trata de financiación, por lo que no hay un saldo deudor.

 

Esta información es importante, ya que a menudo los bancos tratan el arrendamiento financiero como una financiación con el fin de garantizar el pago regular hasta el final. 

 

La sugerencia es siempre leer los contratos y todas aquellas letras chicas para no sentirse engañado y saber cuáles son tus derechos y deberes.

4. Título de Capitalización no es inversión

Vendido como una forma de ahorrar dinero para aquellos que no tienen control de las finanzas, los títulos de capitalización tienen rendimiento tan malo que consiguen perder el ahorro!

 

Una de las estrategias para vender esos títulos son esos premios sorteados a lo largo del tiempo de carencia (sólo contando con la suerte misma!). Este es uno de los productos en los que el banco gana más dinero y sólo puede rescatar en el vencimiento – y con certeza no va a ser ni cerca de lo que imaginó.

 

Nuestra sugerencia es: si quieres ahorrar dinero y garantizar una buena rentabilidad con seguridad, conoce el Tesoro Directo. Se trata de una inversión de renta fija (así como el ahorro), pero que rinde más y la aplicación inicial mínima es de apenas US$ 10,00.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here