Hacer un préstamo no siempre es una decisión fácil de tomar. Al final, a nadie le gusta tomar dinero prestado con el banco y hacerse responsable del pago mensual de una deuda que, casi siempre, tiene el potencial de obstaculizar el presupuesto y la planificación financiera de las personas.

 

A pesar de eso, con una buena organización de las finanzas, no es raro que mucha gente piense en anticipar el pago de las parcelas abiertas y dar por terminado el préstamo. En esos instantes, una pregunta siempre suele aparecer: ¿es que vale incluso la pena adelantar parcelas de un préstamo u otra deuda?

 

 La respuesta a esta pregunta es individual y suele variar de acuerdo con el cronograma y la planificación financiera de cada familia. Sin embargo, es cierto afirmar que gran parte de las deudas – trátese de un préstamo, una financiación o incluso un acuerdo de pago – puede ser pagado por adelantado, generando beneficios y ahorros para el consumidor.

 

En el artículo de hoy vamos a presentarte algunas ventajas de adelantar parcelas de un préstamo y pagar deudas por adelantado. Vamos a ello.

Anticipación de los pagos

La primera cosa que necesitas saber después de entender que es posible adelantar las parcelas de un préstamo y otras deudas es que hay una serie de ventajas de hacer la anticipación de pago de un valor debido. La primera de ellas está íntimamente ligada con tu bolsillo.

 

Cuando anticipas la liquidación de una deuda, acabas liberandote de un compromiso mensual que formaba parte de tu planificación financiera cada mes. Con el valor debidamente quitado, dejas de gastar dinero con el pago mensual de la deuda y tienes más dinero sobrando al final del mes – generando ahorro y mayor flexibilidad para tu planificación financiera.

 

Además, si estás finiquitando un préstamo, el pago del valor abierto puede permitir que tengas un nuevo crédito liberado por las instituciones financieras – lo que puede ser una buena alternativa para las situaciones de dificultad financiera. De esta forma, cuidas de tu nombre y de tu score en el mercado, teniendo siempre, a tu disposición, crédito liberado para situaciones de emergencia.

 

La tercera y gran ventaja de la anticipación del pago de una deuda, por otro lado, se refiere directamente a la economía. Ocurre que cuando decides pagar un préstamo por adelantado, tienes el derecho de abatir, de cada parcela, la incidencia de los intereses que se calculan desde el principio al final del plazo establecido para el pago.

Los descuentos de los intereses

Muchas personas no saben, pero los descuentos de los intereses incluidos en las parcelas que serán cancelados anticipadamente por el consumidor están garantizados por el Código de Defensa del Consumidor. Es posible, por ejemplo, garantizar descuentos en pagos por adelantado en una hipoteca de un inmueble, en financiamiento de vehículos o incluso de un crédito personal.

 

Por lo tanto, en el caso de pago anticipado de préstamo y otras deudas, es fundamental que el interesado contacte al acreedor y le informe sobre su interés en retirar los valores abiertos con antelación, con el debido abatimiento de los intereses embutidos en las parcelas a ser quitadas con antelación. Cada acreedor tiene un proceso diferente para este tipo de negociación y, por lo tanto, es importante que el consumidor contacte directamente a la empresa para conocer y seguir el proceso correctamente.

 

La reducción de los intereses incorporados en las parcelas promueve una ganancia real para quien desea eliminar una deuda antes de su vencimiento y aún ayuda a ahorrar dinero a la hora del pago de una pendiente financiera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here